Taylor Deupree

Faint

12k1073

REVIEW: GO MAG (ES)

Ambient. Cada vez más cicatero en cuanto a su producción (Faint es el primer disco que publica desde 2010, y el tercero en los últimos seis añios, colaboraciones aparte), el neoyorquino Taylor Deupree sigue refinando en cada entrega esa capacidad para introducir texturas de brillo diamantino en el interior de paisajes amplios y oxigenados, que le convierte en uno de los grandes dentro del ambient. El título de su nueva criatura (que en la lengua de Cervantes viene a significar "desmayo", pero también sirve para definir algo vago, borroso), resulta perfecto para un disco que quiere describir "esa breve fracción de tiempo entre la vigilia y el sueño, en la que la percepción de la realidad se difumina”, una ambición que persigue plantando leves esquejes melódicos entre las grietas de grandes nubes de sonido deshilachado y emborronado, que se desplazan por el espacio con una parsimonia infinita, mientras el sonido de un piano o de una guitarra suena a lo lejos, de manera fantasmal. Una estética que recuerda mucho al Brian Eno de la serie Ambient, y que está entre lo mejor que el neoyorquino ha grabado en su larga carrera. Un consejo, es más que recomendable adquirir la edición especial de Faint, una bonita caja que incluye doce bonitas postales con fotografias procesadas de Deupree (en las que son protagonistas grandes manchas de color, un poco a la manera de Rothko) y un segundo compacto con una preciosa versión expandida de una de las piezas del disco, "Thaw”, que es como flotar en el infinito, feliz y libre de problemas terrenales. Vidal Romero
Taylor Deupree
Faint